check_circle Formación check_circle Entrenamientos check_circle Gestiona tu propia dieta
Empezar Gratis

271. Positividad Corporal «Body Positive»: La salud no viene en una talla

Antes de comenzar, solo quiero aclarar que todo lo que voy a compartir hoy, es solamente mi opinión, pero vale la pena aclararlo porque luego hay mucha gente muy sensible.

Positividad Corporal o «Body Positive»

La positividad corporal o el «body positive» ha sido una especie de «movimiento» que desde hace un tiempo está teniendo bastante popularidad, especialmente en las redes sociales, donde ahora no es nada raro encontrar fotos de gente literalmente normalizando el sobrepeso.

Es decir, hemos pasado de tener una industria donde se promovía poco menos que la anorexia, a tener una industria donde ahora estar gordo está bien.

Y si, he usado la palabra gordo, porque gordo es un adjetivo objetivo. De hecho, si tienes un IMC de más de 25, estás gordo (aunque es cierto que el IMC tiene algunas limitaciones). Por tanto, si te duele el corazón cada vez que uso la palabra «gordo», mejor vete de aquí. Con cariño 😘

En cualquier caso, ahora la gente ya no se avergüenza de estar gordo, ahora se siente orgullosa.

Y aquí quiero hacer un matiz muy importante: Está fantástico que no te avergüences por estar gordo. A tope con eso. Pero una cosa es no avergonzarte, y otra cosa sentirte orgulloso por ello. Es decir, creo que en la vida hay muchas cosas por las que estar orgulloso, y estar gordo no es una de ellas.

¡La salud no viene en una sola talla!

Este es uno de los eslóganes que más esgrime la gente que apoya esto del «Body Positive» y es completamente cierto. De hecho, yo he sido el primero que siempre he recomendado no obsesionarse con los números, ni con los que marca una báscula ni con los que marca una talla de pantalón.

Por tanto, estoy de acuerdo en que no deberíamos encasillar estar saludable con una sola talla o un solo tipo de cuerpo. Hasta aquí todo correcto. Pero creo que tampoco deberíamos alejarnos hacia el polo opuesto.

Ten en cuenta que tú puedes estar gordo y feliz. Puedes estar también gordo e infeliz, sano y feliz, y sano e infeliz. Pero estar gordo y sano es algo que no está tan claro…

De hecho, la ciencia apunta justo a lo contrario, y es que el contorno de la cintura se asocia con un mayor índice de mortalidad.

Por tanto, yo respeto mucho que todo el mundo se sienta bien con su cuerpo, no estoy diciendo lo contrario. De hecho en el libro de Cómo perder grasa para siempre expongo que no es lo mismo estar gordo que sentirse gordo, porque estar gordo es algo objetivo, pero sentirse gordo es algo subjetivo.

Con lo cual, tú puedes estar gordo y sentirte bien con tu cuerpo, no hay ningún problema con ello, pero lo que no entiendo es el enorgullecerse de eso.

Con este tipo de movimientos lo que estamos consiguiendo es que la gente normalice el estar gordos, y que incluso parezca algo bueno, algo «a la moda», y que no hay ningún problema con tener sobrepeso. Pero esto es una falsa ilusión. Y es una ilusión porque si una persona con sobrepeso consigue bajar de peso, lo más normal es que sus marcadores de salud (colesterol, azúcar en sangre, tensión arterial…) también mejoren.

Así que, en mi opinión creo que deberíamos ser mucho más cautos a la hora de promocionar el sobrepeso como si fuera teñirse el pelo, porque la evolución de esta sociedad no invita precisamente al optimismo… De hecho, ahora mismo es muy probable que conozcas la diabetes tipo 2, pero hace unos años a esta condición se le llamaba «diabetes del adulto», ¿Quieres saber por qué? Porque solo se daba en los adultos cuando empezábamos a volvernos más perezosos, a movernos menos y a comer peor. Pero ahora ya se ha convertido en una enfermedad democrática y afecta también a niños y a adolescentes, así que tuvieron que empezar a llamarla diabetes tipo 2, porque ya no hacía justicia a su nombre.

Y creo que con esta trayectoria, hacer apología del sobrepeso o la obesidad es un auténtico disparate, porque además, esto no es solo un problema social, es también un problema económico. Si sabemos que el sobrepeso es la puerta de entrada a diferentes enfermedades como cardiopatías, hipertensión, hipercolesterolemia etc, y nos ponemos todos gordos porque ahora esto está de moda ¿Quién va a pagar todos estos gastos sanitarios derivados del «body positive»?

Así que creo que este no es el modelo correcto y que lo que se debería de promover es un estado físico correcto, con una buena salud ósea, una buena salud muscular, y con la suficiente condición física para hacer tus actividades cotidianas de la forma más eficiente posible. Y lo siento mucho, pero estar gordo no es sinónimo de esto.


Prueba GRATIS la academia

Dime a qué dirección de email quieres que te mande el acceso

.

Deja un comentario